Coppi fue el mejor del giro de Italia en las ediciones de 1940, 1947, 1949, 1952 y 1953, además consiguió quedarse con 21 etapas a lo largo de sus participaciones.

El ‘Campionissimo’, como lo llamaban, fue considerado como el primer ciclista moderno, pues sus sistemas de entrenamiento iban en contravía de lo que los corredores tradicionales practicaban como método de preparación para las grandes vueltas.

El italiano también fue el primero en la historia en adjudicarse, en un mismo año, el Giro de Italia y el Tour de Francia, competencias que consiguió en 1949, hazaña que repetiría en 1952.

Coppi, uno de los mejores de la historia para muchos especialistas, también obtuvo el Campeonato Mundial de Ciclismo en 1953, además, se quedó con el Campeonato nacional de ruta de su país en cuatro oportunidades (1942, 1947, 1949 y 1955).

En su palmarés reposan 10 clásicas ciclísticas. Obtuvo la Milan-San Remo en 1946, 1948, y 1949; la Paris-Roubaix en 1950; se consagró en el Giro de Lombardía ganándolo de manera consecutiva entre 1946 y 1949 y otro en 1954. Por último, consiguió la Fleccha Valona en 1950.

La muerte de Coppi sorprendió al mundo del ciclismo. Con tan solo 40 años el ‘Campionissimo’ perdió la vida luego de haber contraído malaria en una jornada de caza en el Alto de Volta, actual Burkina Faso.

La enfermedad, que no fue diagnosticada a tiempo, le pasó factura al gran corredor, y luego de un tratamiento poco efectivo, Coppi falleció el 2 de enero de 1960 en Tortona, Provincia de Alessandria.