Abriendo la energía a más personas.

Publicado 19 de Mayo de 2017

Expandir y mejorar la tecnología que utilizamos en nuestras operaciones para garantizar el abastecimiento, mejorar el servicio energético y hacer que cada vez más personas a nivel mundial disfruten del suministro eléctrico, es parte de la filosofía Open Power sobre la cual reposa la estrategia del negocio del Grupo Enel, al que pertenecen Codensa y Emgesa.

Esta nueva forma de concebir la operación en la industria energética, supone que seamos más que un simple productor y distribuidor de electricidad, se trata de que abramos la energía a más personas, que lleguemos a zonas antes nunca exploradas, que hagamos uso de las nuevas tecnologías para proporcionar otras formas de gestionar el recurso, y que esto nos permita crear un entorno de mutuos beneficios. Alineados con esta razón de ser, iniciamos un proyecto que significa llevar desarrollo y progreso al corazón del país, a través de proporcionar el servicio de energía eléctrica a 8.500 familias de Cundinamarca, que aún no disfrutan de la electricidad.

Encendiendo hogares en uno de los departamentos más grandes del país

Cundinamarca es el segundo departamento de Colombia con más municipios. En total lo conforman 116, los cuales están dispersos entre cordilleras, sabanas, terrenos quebradizos, selvas, ríos y zonas áridas, lo que dificulta el que puedan acceder a la electricidad de forma regular. Por eso a pesar de que es un departamento ubicado en el centro del país, al lado de la capital, actualmente unos 8.500 hogares se encuentran sin energía. Así es que concebimos el programa Cundinamarca al 100%, que recibe este nombre en honor al compromiso de nuestras compañías por universalizar el servicio de energía eléctrica a todas las familias de la zona, por medio del uso de nuevas tecnologías que nos permitan llegar hasta ellos.

Iniciamos la primera etapa, en la cual analizábamos y estudiábamos la zona y la ubicación de estas familias, una vez realizado este estudio, pasamos a georeferenciar las viviendas con el fin de identificar qué tipo de estrategia debíamos implementar para cumplir el objetivo. Este estudio nos permitió ubicar a 3.200 hogares sobre la zona de Cundinamarca, e identificar que aproximadamente 2.600 de ellos podíamos conectarlos a una solución tradicional, es decir a fuente de redes eléctricas así estuvieran en zonas dispersas, y que a 580 hogares deberíamos buscarles una alternativa diferente, por lo tanto se planteó el uso de energías renovables para poder proporcionarles el suministro, bien sea porque son zonas de difícil acceso o porque debido a la distancia en la que se encuentran se debe realizar una inversión mayor para proporcionarles el servicio.

Al tener la etapa de identificación lista, en Agosto de 2016 se dio inicio al proyecto Cundinamarca al 100%, e iniciamos los primeros trabajos de conexión, logrando concretar la operación e instalándoles el servicio de energía a 213 familias ubicadas en las provincias de Almedias, Sabana, Tequendama, Ubaté, Sumapaz, Guavila, Rio Negro y Soacha. Así cerramos el 2016, llevando el servicio de energía eléctrica a un total de 400 familias que no contaban con electricidad en sus casas. El reto para este año 2017 es alcanzar la meta de conectar a cerca de 1.600 más.

“La luz a mi me cambió la vida, el podernos bañar a diario, el que ahora podamos conservar nuestros alimentos, los horarios de trabajo se nos han alargado, y nos han permitido dedicarnos a lo que queramos, no sólo a las actividades de la zona, si no también a otras cosas. Solo el que no ha tenido electricidad, y después la tiene sabe lo maravilloso que es tenerla”

– Pedro Ignacio Patiño Nieto, habitante de Villa Pinzón.

Aportamos a la construcción de un país más sostenible hacia el futuro

A través de Cundinamarca al 100% lograremos conectar al servicio de energía a más de 8 mil hogares, en los próximos 5 años, y seguiremos haciéndolo a lo largo del tiempo con todas las familias que así nos lo soliciten, independientemente del lugar en el que se encuentren, ya que el construir un modelo eficiente y sostenible nos permitirá que estas conexiones formen parte de nuestras operaciones diarias, y que no sean vistas como actividades extraordinarias.

Hacer posible el que podamos conectar los hogares de Cundinamarca al servicio energético, nos permite llevarle bienestar a las comunidades del territorio, mejorar su calidad de vida y su desenvolvimiento en la sociedad, además de abrir el camino para establecer las condiciones necesarias que nos ayuden a potencializar un buen desarrollo de los centros poblados, de esta manera aportamos al progreso sostenible del país y hacemos crecer nuestra economía.

“Para nosotros es muy importante contribuir con el mejorar las condiciones de vida de las personas, darles el servicio energético no solo se trata de que puedan encender un bombillo, va mucho más allá, es que puedan desarrollar la actividad que se propongan para apoyar al crecimiento sostenible de la región, de nosotros como sociedad y por consecuencia de Colombia”

– Dexter Beltrán, Jefe de División de la Unidad Operativa de Cundinamarca en Enel Colombia